martes, 18 de diciembre de 2012

Satse critica que el SAS premie a sus directivos con 1,4 millones

Denuncia esta compensación en plenos recortes al personal sanitario
 
El sindicato profesional de enfermería Satse hizo público ayer que el Servicio Andaluz de Salud ha repartido entre directivos suyos de la provincia 1,4 millones de euros, en concepto de productividad. Según Satse, esta distribución de beneficios ha recaído en 152 directivos y precisa que en concreto de esos 1,4 millones, 1.160.000 se los ha abonado el SAS a 110 directores de UGC y otros 240.000 euros a directivos del hospital Reina Sofía, Infanta Margarita, Area Sanitaria Norte, Centro Regional de Transfusión Sanguínea y de los Distritos Córdoba, Córdoba Sur y Guadalquivir. Satse explica que esta productividad corresponde al ejercicio del 2011 y que el SAS la reparte tras la consecución de objetivos de carácter económico, otros ligados a actividad y otras actuaciones, "la mayoría de ellas también con una clara intención economicista, que luego repercute de forma sustancial en los distintos directivos".
Este sindicato apunta que "en este reparto de beneficios se producen contrasentidos como que hay directores de UGC que perciben hasta 14.000 euros en productividad cuando solo tienen 40 trabajadores a su cargo, mientras que existen directivos, como es el caso del gerente del Reina Sofía, que tiene bajo su responsabilidad a unos 5.000 trabajadores, y se sitúa por debajo de los 9.000 euros".
Satse asegura que entre el 2008 y el 2010 "el dinero destinado por el SAS a incentivos para directores de UGC se ha incrementado cerca de 500.000 euros, mientras que el de los responsables de los centros se ha reducido más de 200.000 euros, lo que evidencia un claro desvío de beneficios para jefes de UGC". Frente a esta situación, este colectivo denuncia que "la media de dinero percibido por el conjunto de trabajadores de los centros sanitarios del SAS en nuestra provincia, en concepto de retribución por alcanzar objetivos, no llega a los 1.300 euros anuales". "Los profesionales sacan adelante la asistencia, realizan el esfuerzo y sufren los recortes, pero son los directores de UGC y de los centros sanitarios los que se llevan cientos de miles de euros como incentivos en el reparto de beneficios, a costa de detraer recursos y medios, lo que repercute en el paciente y en los ciudadanos en general", critica el sindicato.

sábado, 20 de octubre de 2012

La Junta recorta 450.000 euros eliminando apenas siete directivos

La medida suprime la Gerencia del hospital de Cabra, que se gestionará con toda el área sanitaria del Sur, y unifica los de Guadalquivir y Córdoba.
 
Una cifra importante en dinero, pero menos si se tiene en cuenta al número de altos cargos. La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía dio ayer a conocer la forma en que el ajuste de puestos directivos afecta a sus centros sanitarios en la provincia de Córdoba, y que se traducirá en que siete de los máximos responsables dejarán de ejercer la labor de alta gestión que tienen encomendada. Una cifra no demasiado llamativa, pero que permitirá a la Administración autonómica ahorrar cada año unos 450.000 euros.
La medida es, además, una muestra de las retribuciones con las que el Servicio Andaluz de Salud premiaba a sus más altos puestos. La división entre la cantidad que la Junta de Andalucía ahorra por los siete puestos de alta gestión que se eliminan da como resultado que como media tenían un sueldo anual muy superior a los 62.000 euros.
Así lo confirmó ayer la delegada provincial, María Isabel Baena, que detalló que se trata de un ajuste en los puestos, y no en las personas que los ocupan, que se reintegrarían a sus plazas dentro de la plantilla del Servicio Andaluz de Salud, con lo que no se verían desempleados.
«En total, de 41 directivos se pasará a 34, para una plantilla de casi 9.000 profesionales», afirmó María Isabel Baena para defender la «eficiencia» de la Junta de Andalucía en la gestión sanitaria. Esta «racionalización», que es como la ha llamado la Administración autonómica, se ha concretado en la reestructuración del mapa sanitario cordobés.
Así, la Gerencia del Distrito Sanitario Córdoba y la del Guadalquivir se unificarán para dar cobertura a una población total, entre las dos áreas, de más de 448.000 personas. También habrá cambios en el Distrito Sur, que agrupa a la zona meridional de la provincia de Córdoba. Allí se integrará la Gerencia del hospital Infanta Margarita de Cabra, junto con la atención primaria de toda la zona. El área Norte seguirá como hasta ahora para atender, confirmó la delegada provincial de Salud, a una población de 80.000 personas.
En total, los gerentes pasarán de 6 a 4, al desaparecer el del Distrito Guadalquivir y el del Infanta Margarita, y con ellos desaparecerán también los puestos adjuntos al de máximo responsable, algo que ha sido común al resto de Andalucía. Los directores de los centros de salud también seguirán en sus puestos, como confirmó la responsable provincial de Salud, que recordó que cuatro entes instrumentales que la Junta utiliza para prestar determinados servicios en toda la comunidad autónoma, se han quedado en dos.
El ajuste no afecta al buque insignia de la atención sanitaria de Córdoba, el hospital Reina Sofía, que según insistió la delegada ya había adelgazado su estructura directiva un 30 por ciento en los últimos años. Los cambios no supondrán, afirmó la delegada provincial de Salud, una merma en la plantilla, que seguirá siendo la misma que atiende ahora a los pacientes de la sanidad pública en Córdoba, y además tampoco supondrá que los profesionales que quedan tengan que afrontar un cambio en la localidad en que desempeñan su trabajo.
María Isabel Baena realizó además un elogio de una forma de administración sanitaria que ha generado fuertes críticas de los sindicatos pero que, según ella, ha conseguido aunar la calidad asistencial y de atención a los pacientes con la eficiencia de recursos. Se trata de las unidades de gestión clínica, una forma que busca implicar a los profesionales sanitarios en la gestión. Su implantación permitió pasar de 1.800 jefes de sección de a 1.060 directores de estas unidades clínicas de gestión. En Córdoba en la actualidad funcionan 117. María Isabel Baena señaló el «esfuerzo» de los profesionales» y el trabajo que según ella realiza la Administración autonómica para que la mala situación económica no repercuta ni en los profesionales ni en los pacientes.

Más ahorro

Si la Junta de Andalucía vendió sus ajustes como una forma de ahorrar manteniendo la misma calidad de la gestión, los representantes creen que la Consejería de Salud se han quedado corta.
El sindicato Satse, mayoritario en la Enfermería, calificó ayer de «insuficientes» las medidas de racionalización, y lo hizo además criticando lo que para la Junta de Andalucía es uno de los puntos fundamentales: las Unidades de Gestión Clínica.
Para Satse, «no tiene sentido eliminar gerencias mientras se mantiene la estructura paralela de Unidades de Gestión Clínica», que según el sindicato «carecen de respaldo legal en los hospitales y tienen el rechazo frontal de profesionales y sindicatos».
No en vano, el sindicato insiste en que cada uno de los directores de estas unidades percibe en concepto adicional de productividad de media 13.288 euros, a veces hasta 18.000, lo que supondría un ahorro de 14 millones en toda Andalucía, casi el triple de lo que se ha conseguido con estas medidas, para puestos cuyas labores ya realizan otros cargos.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

El Simec denuncia el cierre de la planta de Oftalmología en el Hospital Provincial

Foto:Hospital Provincial

El Sindicato Médico de Córdoba (Simec) denunció ayer que el jefe de Oftalmologia del Hospital Reina Sofía ha decidido el cierre de la planta de ingreso quirúrgico de esta especialidad como consecuencia de los "recortes". El colectivo detalló que el cierre se ha producido en concreto en la planta cuarta izquierda del Hospital Provincial, un espacio que hasta ahora se empleaba para el ingreso que generaba la actividad quirúrgica grave de Oftalmologia, y añadió que esta medida obligará a la "dispersión" a otras unidades de los enfermos con cargo a esta especialidad médica. Para los responsables del Simec, este nuevo ajuste en la Sanidad pública "provoca la perdida de la calidad asistencial, ya que el personal de Enfermería que se ocupaba de estos enfermos está adiestrado específicamente para el riesgo de esta especialidad y, consecuentemente, se pierden esos puestos de trabajo, que se supone se reincorporarán en otras plantas".

Según los datos aportados por el Sindicato Médico, una de las soluciones que maneja la dirección del centro sanitario podría consistir en "reservar seis camas en la planta de Urología, ubicada en la planta cuarta derecha", para reubicar a estos pacientes. El colectivo continuó que, teniendo en cuenta que la media de ingreso ronda las diez personas, resulta "manifiestamente insuficiente la posible medida que se pretende adoptar". El Simec cifró en un 25 % el recorte de plazas de ingreso.

En respuesta a la denuncia, el Reina Sofía emitió un comunicado para afirmar que "es rotundamente falso" el cierre, si bien reconoció que la dirección del complejo sanitario está llevando a cabo una reorganización para ubicar a los pacientes en un mismo espacio "con la finalidad de evitar la dispersión de los enfermos de una misma especialidad en diferentes plantas". Precisó a este respecto que "la reorganización consiste en pasar a los pacientes de la especialidad de Oftalmología del ala derecha de la cuarta planta, que a partir de ahora tendrá otros usos, a la izquierda". Señaló que el número de camas disponibles para este servicio "sigue siendo el mismo".

La Oftalmología en el hospital es centro de referencia de su propia zona, así como del área de salud de la provincia, es decir Pozoblanco y Cabra, y del área sanitaria de Jaén para procesos de alta tecnología y complejidad en formación de futuros especialistas y de en algunas patologías para el extranjero.

jueves, 30 de agosto de 2012

CSIF critica que el Reina Sofía "incumple" el Reglamento de Seguridad Privada

Afirma que se necesita la figura de un director general de Seguridad, porque esta labor con frecuencia la realiza parte del personal del centro sin cualificación.

El área de Seguridad Privada del sindicato CSIF ha criticado este miércoles que el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba "incumple" el Reglamento de Seguridad Privada, en relación con el artículo que expone que "el mando de los Servicios de Seguridad se ejercerá por un director de seguridad designado por la entidad, empresa o grupo empresarial, en los centros, establecimientos o inmuebles que cuenten con un Servicio de Seguridad integrado por 24 o más Vigilantes de Seguridad o guardas particulares de campo y cuya duración prevista supere el año".
En una nota, el responsable provincial del área de Seguridad Privada del sindicato CSIF, Rafael Fernández, ha reprochado a la Consejería de Salud de la Junta, que "no resuelva un problema" que, a su juicio, "repercute directamente en el propio servicio de seguridad", por "no tener un mando profesional que evalúe los riesgos del centro en tema de seguridad".
Por ello, el Área de Seguridad Privada del sindicato CSI-F ha comunicado mediante escrito al director del centro hospitalario en cuestión, "el incumplimiento reiterado de la ley"; ha puesto de manifiesto que "personas del propio centro puedan desarrollar una labor que no les compete por carecer de la habilitación necesaria para ejercer dicha función", y ha reprochado "la falta de la figura de un director de seguridad".

martes, 21 de agosto de 2012

Satse denuncia la eliminación de 20 plazas enfermeras del Reina Sofía

El Sindicato Profesional de la Enfermería Satse-Córdoba ha denunciado que el director-gerente del Hospital Reina Sofía, José Manuel Aranda, ha eliminado 20 puestos de enfermería, cuya responsabilidad era la gestión y asistencia en distintas unidades y servicios del Hospital. Según Satse, la eliminación de estos puestos conlleva la destrucción de 20 empleos de enfermeros que estaban ocupando el puesto base de cada uno de estos cargos de gestión eliminados, buscando hacer caja con ello y mandando trabajadores al paro, en contra de lo que preconizaba «el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñan, y su vicepresidente, Diego Valderas, que anunciaban los recortes para evitar despidos».
Continúa el sindicato afirmando que la eliminación de los 20 puestos de enfermería en gestión asistencial se corresponden con 15 plazas de supervisor de unidades, dos puestos de supervisor de tardes, dos jefaturas de bloque en enfermería y un puesto de subdirección de enfermería. «Toda esta destrucción de empleo de manera indirecta, así como la eliminación de los 20 puestos de gestión asistencial de enfermería, no hubiese sido posible sin el consentimiento y complicidad de la directora de Enfermería», lamenta el sindicato
Por el contrario, afirmó Satse, «no se tiene constancia de la eliminación de cargos de gestión similares a los de enfermería en otros colectivos, es decir no se han eliminado jefes de servicio, jefes de sección o directores de unidades de gestión clínica». «Es lamentable -asevera el Sindicato de Enfermería-, tener una directora de enfermería que acude a su despacho a poco mas que a calentar el sillón, siendo nula su capacidad directiva, su liderazgo profesional y su capacidad de reacción para evitar que se humille más a la profesión que debería proteger; desde luego el Gerente está encantado con Directivos como ella».

miércoles, 8 de agosto de 2012

SAS y sindicatos discrepan por el pago de pluses a directores

En el Hospital Universitario Reina Sofía hay 39 directores de Unidades de Gestión Clínica.

POLEMICA CON LAS UNIDADES DE GESTION CLINICA (UGC).

Los directivos de las UGC cobran más de un millón en bonificaciones. La Junta asegura que estas retribuciones forman parte del salario.

El Sindicato Profesional de Enfermería (Satse) ha difundido las retribuciones que cobran los directores de las Unidades de Gestión Clínica (UGC) del Sistema Andaluz de Salud en concepto de "incentivos", un dato que es público y notorio. El sindicato denuncia que los directivos cobran "1.155.000 euros en bonificaciones". Dicha cantidad se corresponde al ejercicio de 2011 y se asigna tras la consecución de objetivos de carácter "presupuestario" y ligado a la actividad del funcionariado.
Según Satse, en la provincia de Córdoba hay 110 directores de UGC: 39 en el Reina Sofía, cuyas bonificaciones por productividad ascienden a 432.000 euros, a los que hay que sumar 15 en el Infanta Margarita, 17 en el Distrito Norte, 16 en el Distrito Sur, 8 en el Distrito Guadalquivir y 14 en el Distrito Córdoba. La media anual de estos pluses es de 11.300 euros. El sindicato asegura que desde 2008 a 2010, "el dinero destinado a incentivar económicamente a los directores de UGC se ha incrementado en cerca de 500.000 euros, habiéndose repartido en productividad a los directores de UGC en los últimos cuatro años cinco millones de euros".
En este sentido, el dinero que de media perciben el resto de trabajadores del SAS como pluses de productividad ronda los 1.300 -que este año se pagará por primera vez en fracciones mensuales. De ahí que el sindicato denuncie que los recortes en Sanidad estén afectando solo a los trabajadores.
Según Satse, el pago de estas bonificaciones de más de un millón de euros "no está contemplado en ningún presupuesto y provienen de generar beneficio económico en la gestión de las UGC gracias a los recortes en personal y en servicios".
RESPUESTA DE LA JUNTA La delegada provincial de Salud de la Junta, María Isabel Baena, señala que todos los profesionales del SAS, desde el celador al jefe de cirugía, cuentan en sus retribuciones con una parte de sueldo variable en función de los objetivos anuales y que fue pactado con los sindicatos. "Me parece un ataque a los profesionales sanitarios que no voy a consentir, una manipulación política y la evidencia de una tremenda falta de rigor que se hable en esos términos de los directores de UGC -referidos como "altos cargos"- ya que son los jefes de servicio que conocemos de toda la vida, los mismos que atienden a diario a los pacientes y que han contribuido a construir una sanidad puntera en Córdoba", asegura. También subraya que las UGC no son centros de control financiero, sino unidades asistenciales concebidas para la atención integral del paciente.

El Simec ve prevaricación en el reparto de los incentivos al personal

lunes, 30 de julio de 2012

Altos cargos del Reina Sofía dejan parte de la gestión como rechazo a los recortes

La asamblea del Hospital da a conocer una carta firmada por un grupo de jefes de servicio que se niegan a participar en reuniones institucionales del SAS · La protesta se extenderá en septiembre a la provincia.

 Foto:Algunos de los sanitarios que asistieron ayer a la nueva asamblea de profesionales del Reina Sofía.

La asamblea del Hospital Reina Sofía ha ganado un metro más en su lucha contra los recortes -económicos y laborales- que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) pretende aplicar al personal sanitario. Un grupo de jefes de servicio y directores de unidades de gestión clínica (UGC) del centro cordobés dejarán de hacer una parte de las tareas de gestión, la que no tiene nada que ver con la labor asistencial hacia los enfermos, en señal de protesta tanto por los citados ajustes como por el malestar que sienten al no sentirse partícipes en las negociaciones que han deparado este controvertido escenario. Ésta es una de las conclusiones de la carta que han firmado altos cargos del centro de Menéndez Pidal que ayer dieron a conocer los representantes de la asamblea a los cerca de 300 sanitarios que asistieron a la nueva sesión celebrada en el salón de actos del Hospital.

Los jefes de servicio y los directores de UGC que se sumaron a la protesta seguirán al frente de sus equipos de profesionales y gestionarán recursos, pero se desentenderán de la labor mediadora que han ejercido hasta ahora con la Administración pública y, por ende, con la dirección del Reina Sofía. Según la información facilitada a El Día por fuentes sanitarias, no participarán en las convocatorias institucionales del SAS. Los motivos, como explicaron, guardan relación con la "falta de diálogo" que, a su juicio, ha habido, por ejemplo, a la hora de decidir la ampliación de la jornada laboral a 37,5 horas semanales, la reducción en el caso de los médicos con contrato temporal, eventual e interino, y bajadas de salarios de hasta un 24%.

Ésta es la tercera vez que altos cargos del Reina Sofía dan un golpe sobre la mesa del ente público desde que se constituyó la asamblea, ahora compuesta también enfermeros y auxiliares del Hospital. El primer apoyo que dieron al colectivo fue una carta de rechazo a los recortes, un documento que, sin embargo, no los dejaba al margen de parte de la gestión. La segunda vez fue a través de varios jefes de servicio, que señalaron a este periódico que estaban decididos a dejar el cargo si finalmente se eliminaba la continuidad asistencial, un complemento que perciben los médicos que pasan consulta en horario de tarde y fuera de la jornada laboral. Alrededor de 200 euros es el importe que ingresa cada especialista por cada continuidad asistencial.

Como detallaron los representantes de la asamblea a los profesionales que se congregaron ayer en el salón de actos, la firma de esta carta se produjo en el marco de una reunión que se produjo en la tarde del martes y a la que asistieron jefes de servicio y directores de UGC del Reina Sofía. Está por ver, según explicaron otras fuentes sanitarias consultadas, si éste nuevo paso es la antesala de la dimisión de los altos cargos que la asamblea le pide en cada reunión que se desarrolla.

La incorporación al movimiento asambleario del personal de los otros hospitales y las agencias sanitarias de Córdoba -Cabra, Pozoblanco, Montilla, Peñarroya y Puente Genil- fue otro de los capítulos que abordaron también los representantes del colectivo sanitario. Según explicaron a los empleados participantes en este último encuentro, esta adhesión se llevará a cabo a partir del próximo septiembre, que es cuando está previsto que la asamblea cobre una mayor fuerza. La campaña de recogida de firmas para pedir la dimisión de la consejera de Salud, María Jesús Montero, llegará, por tanto, a estos centros a la vuelta del verano.

El colectivo volverá a reunirse en el plazo de dos semanas -8 de agosto-, según acordó el personal que acudió a la asamblea.

domingo, 1 de julio de 2012

Salud premia con 1,2 millones a directivos mientras baja sueldos

La cúpula del SAS comenzará a cobrar el plus de productividad en unos días, justo cuando se hacen efectivos los recortes salariales al resto de la plantilla.

la Junta aprieta el cinturón de un modo selectivo. El mensaje que están lanzando los trabajadores de la sanidad pública de que ellos son los principales perjudicados de los recortes y que, sin embargo, los emolumentos, cuando no prebendas, de los altos cargos siguen intactos, tiene más razón de la que quieren concederle los gestores del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Porque el plus de productividad con el que la Consejería de Salud premia a sus directivos por la consecución de objetivos se va a comenzar a pagar en julio, justo cuando los recortes al grueso de la plantilla del SAS se harán efectivos.
Fuentes oficiales de la Delegación de Salud de Córdoba confirmaron ayer a este periódico que la política de pluses de productividad no sufrirá variaciones este ejercicio, cuando los altos cargos ingresarán 1,2 millones de euros correspondientes al cumplimiento de sus obligaciones profesionales del año 2011. La única medida de contención financiera que ha determinado Salud en relación a los pluses es que, a diferencia de los ejercicios anteriores, en éste no se cobrarán en un solo pago, sino prorrateados en seis meses. Pero las cantidades no sufrirán variación, indicaron las fuentes sindicales consultadas por este periódico.

Críticas del PP

Otra cuestión es si estos complementos salariales se verán modificados en los pagos que se ejecuten en 2013, y que premiarán el trabajo que se desarrolle este año. Las citadas fuentes sindicales indicaron que algunos directivos les han transmitido que la rebaja de los pluses rondará el diez por ciento, de manera que la cantidad total que la Administración autonómica desembolsará en Córdoba el próximo año por este concepto no bajará del millón de euros.
Por su parte, el PP cordobés criticó ayer duramente al cogobierno de la Junta por situar como un pilar de su plan de ajuste el recorte de salarios a los trabajadores públicos. Rosario Alarcón y Adolfo Molina, parlamentarios andaluces populares por la provincia, arremetieron contra esta decisión.
Molina, también secretario general de los populares de Córdoba, aseguró que se da «un importante recorte» de los sueldos del personal público dependiente del Ejecutivo autonómico. Aseguró que «hay otra fórmula» para alcanzar los 770 millones de ahorro que la Junta prevé alcanzar con la disminución de nóminas. Incidió en que esa cifra se puede lograr «sin tener que meter la mano en el bolsillo» de estos funcionarios y empleados públicos.
Y explicó que el PP tiene un paquete de iniciativas, que van a abordarse en el Parlamento entre ayer y hoy -al cierre de esta edición aún no había comenzado su debate-, para «controlar y reducir» el gasto del Ejecutivo de Griñán. Defendió que, de llevarse a cabo, evitaría tener que menguar los emolumentos de los trabajadores públicos de la Junta en los citados 770 millones. Destacó que estas medidas servirían también para «acabar con la grasa política». Se refería a la famosa Administración paralela. Por si había duda, Alarcón se refirió abiertamente a ella. Denunció que los socialistas e IU darán el «tijeretazo» a los salarios públicos para «costear 35.000 puestos de trabajo de la Administración paralela, los enchufados del PSOE». La también portavoz adjunta del PP en el Parlamento defendió que «hay que reconducir» la práctica del Gobierno andaluz de crear un entramado público «opaco y poco eficiente», que, a juicio de los populares, ha ido «en detrimento» de la Administración propiamente dicha y ha elevado el gasto.
Además, denunció que esa estructura paralela ha impedido la igualdad de oportunidades al acceder a un empleo público. Los populares demandan también que se garantice que todas las ayudas de la Junta estén sometidas a un proceso de concesión objetivo y reglado. A su juicio, ahora se otorgan a diestro y siniestro para «mantener a amigos o chiringuitos». Plantean la elaboración de una Ley Andaluza de la Función Pública.

sábado, 30 de junio de 2012

La 'rebelión' médica del Reina Sofía por los ajustes se extiende a otros centros

Facultativos de centros del SAS de igual nivel de Sevilla y Málaga renuncian a la labor docente. La dimisión de tutores residentes pone en riesgo la asistencia y las guardias que realizan los MIR.
Asistentes a la multitudinaria asamblea celebrada ayer en el hospital Reina Sofía

La dimisión de la práctica totalidad de los tutores de médicos residentes del hospital Reina Sofía, una de las medidas de protesta acordada por la mayoría de los asistentes a las asambleas que se están celebrando en el centro contra los recortes del decreto de la Junta, está provocando que galenos de complejos de similar nivel estén adoptando también esta postura. Según el secretario del Sindicato Médico Andaluz en Córdoba, José Luis Navas, en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla han presentado su renuncia cerca de 40 tutores médicos, mientras que en el Virgen Macarena van a evaluar si dimiten también. Un portavoz de los facultativos del Reina Sofía añadió que esta especie de "rebelión", a pesar de las presiones de las gerencias para que no haya dimisiones de tutores de residentes, se está extendiendo a los hospitales Virgen de las Nieves de Granada o Carlos Haya de Málaga. Por su parte, la junta facultativa del Reina Sofía, que es un órgano asesor de la dirección-gerencia integrado por unos 30 doctores, ya dimitió en su totalidad, mientras que la junta de personal, que representa a trabajadores de todas las categorías mostró hace unos días a su vez su rechazo a los recortes. En esta misma línea, médicos de los hospitales de Pozoblanco y Cabra también han asumido parte de las medidas acordadas en el hospital Reina Sofía. En la asamblea del Reina Sofía de ayer, según un portavoz, se planteó el "riesgo" que puede suponer no tener tutores de residentes, ya que "si los MIR no pueden seguir formándose, no podrán prestar asistencia ni hacer guardias y eso repercutirá en todos los servicios y Unidades de Gestión Clínica, pero especialmente en áreas como Urgencias". Este mismo problema se extendería a su vez al resto de hospitales universitarios andaluces, donde también están dimitiendo tutores residentes, con lo que "la pelota estaría en el tejado de la Consejería de Salud y el Ministerio de Sanidad, que tendrían que resolver un conflicto que no hemos generado nosotros", expusieron los médicos del Reina Sofía.
Sin embargo, los doctores volvieron a insistir en que las medidas de presión contra los recortes nunca pasarán por perjudicar a los pacientes y resaltaron que "cualquier problema que pueda surgir no es nuestra responsabilidad, sino de los gestores de la Junta que han despilfarrado el presupuesto y ahora han decidido que solo se puede recortar en sanidad pública". La nueva asamblea será el 11 de julio y quedaría pendiente saber cómo repercutirá el próximo curso la renuncia de los tutores médicos clínicos, que supervisan las prácticas de alumnos.
Por otro lado, todos los sindicatos que forman la mesa sectorial de sanidad (Satse, SMA, CSI-F, CCOO y UGT) han remitido un escrito al gerente del Servicio Andaluz de Salud para "recordarle" que no van a "aceptar" que esta dirección imponga jornadas laborales en los centros sanitarios para cumplir con el incremento a 37,5 horas semanales que entra en vigor en julio y reclamaron que la jornada anual se decida en esta mesa, "que es el único órgano facultado para esta negociación". En la única mesa sectorial celebrada entre SAS y sindicatos no se llegó a acuerdo alguno sobre la jornada, critican los sindicatos.

viernes, 29 de junio de 2012

Las verdades del barquero

¿Por qué en lugar de recortar camas en el Reina Sofía no suprimen los complementos de los jefes, jefecillos y correveidiles?

Cada vez que alguien me plantea un dilema a cara o cruz, ¡y ahí va el primero! - ya saben, la bolsa o la vida, la Bolsa o el FMI, entre la espada y la pared, cuando todos sabemos que detrás ya no hay pared, sino un abismo muy profundo- suelo amostazarme y sospechar que, en realidad, la elección no va a depender de mí, y que probablemente habría otras muchas soluciones además de las que nos imponen en el limitadísimo trágala.
Viene esto a cuento por la excusa que la Junt’Andalucía ha dado para justificar el tijeretazo que nos van a pegar en todos los servicios públicos que conforman el estado de bienestar (por ejemplo, este verano casi no habrá camas en los hospitales cordobeses), así como la enésima vuelta de tuerca perpetrada sobre el tumefacto cuerpo de los funcionarios. Argumentan los gerifaltes del PSOE -bendecidos por IU, que ya son co-gobierno- que tales recortes y bajadas de sueldo vienen impuestos por el gobierno de Rajoy. Mentira. El Consejo de Política Fiscal y Financiera sólo planteó la necesidad de bajar el espectacular déficit de Andalucía. Pero no dijo cómo había que hacerlo. Dejó libertad a la Junta. Y ya vemos cómo ha obrado: liquidando al débil. Porque hilando la primera mentira, llegamos a la segunda. Dicen que se trataba de recortar salarios o despedir a no se cuántos miles de empleados públicos. Mentira sobre mentira. No hay que despedir a ningún funcionario de carrera, a nadie que haya aprobado su oposición. Lo que tendrían que hacer es desmontar esa administración paralela conformada por miles de enchufados, ese magma viscoso de corrupción y clientelismo que el PSOE ha tejido durante 30 años, y que -bien es cierto- les ha servido para retener el poder. ¿Por qué en lugar de recortar camas en el Reina Sofía o sueldos a las enfermeras no recortan, o suprimen, los espectaculares complementos y retribuciones a los jefes, jefecillos y correveidiles de cada distrito sanitario, todos ellos comisarios políticos? ¡Ay, bendita ingenuidad de pregunta? ¿Y entonces, cómo retienen el poder?
Mentiras y más mentiras proferidas con la desvergüenza que da la impunidad, y el hecho de saber que tienen cogido al pueblo por dónde más duele. Que es la cuenta corriente, no sean mal pensados. Estamos tan acostumbrados a la narcotizante mentira política que, cuando alguien dice lo que piensa, tenemos aldabonazo y escandalera. Me refiero al Defensor del Pueblo. En sede parlamentaria les gritó a los políticos lo hartos que estamos de ellos y de sus peleas de opereta, mientras la vida se nos va amargando. Otra cosa es que a los presentes les importara algo la opinión del señor Chamizo y del pueblo al que defiende. Eso daría para otro artículo. Más amargo. Pero consuela escuchar entre tanta mentira, al menos una verdad. La límpida, pura y cristalina verdad del barquero.
FRANCISCO JOSÉ JURADO cordoba.abc.es

jueves, 28 de junio de 2012

Las diez claves de los recortes de la Junta,abcdesevilla.es

Todo lo que debes saber sobre el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012-2014 planteado por el Gobierno andaluz
Los recortes de la Junta de Andalucía, contemplados en el Plan Económico Financiero de Reequilibrio 2012-2014, han sido diseñados por el Gobierno andaluz para cumplir con el objetivo de déficit y ahorrar así unos 2.500 millones de euros para este ejercicio. Unos recortes que están provocando que empleados públicos y sindicatos salgan a la calle todas las semanas, desde que se anunciara el plan, contra lo que consideran una «pérdida de los derechos conseguidos durante los años de democracia». Francisco Iglesias, secretario de Acción Sindical de CSIF, revela las claves de cómo afectarán dichos recortes tanto a los empleados públicos como al resto de ciudadanos
andaluces.
1. ¿Cómo afectarán los recortes a los funcionarios?
Todos los empleados públicos -funcionarios, laborales y estatutarios- verán reducidas sus
retribuciones entres un 5 y un 8 por ciento, dependiendo del sector al que pertenezca; a lo que habría que sumar los recortes ya planteados en 2010 y la pérdida de poder adquisitivo desde el año 2009. Esto supone en total una pérdida de poder adquisitivo de más del 21 por ciento, de media. Por otro lado, los empleados públicos verán incrementada su jornada laboral en 2,5 horas semanales. Los funcionarios interinos y eventuales verán disminuidas sus retribuciones un 10 por ciento y su jornada laboral en la misma cuantía, lo que significa un incremento en la carga de trabajo para los profesionales fijos. A los empleados públicos de la Administración General se les suprimirá: la
ayuda de Acción social por hijo, guardería, etc.; también los premios de jubilación, días de vacaciones y días de libre disposicon. En palabras de Francisco Iglesias, «todo esto se traduce en un recorte de los derechos logrados por los trabajadores en los últimos años».
2. ¿Cómo afectarán a los opositores?
En el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no hay en la actualidad ningún proceso selectivo abierto, ni se espera que se vaya a convocar. El plan de recortes de la Junta de Andalucía suprime directamente las vacantes que existen en la Administración, bloqueando cualquier cobertura de éstas e, incluso,eliminándolas del programa informático. El 50 por ciento de la plantilla del SAS es personal eventual, que al no existir oposiciones se mantendrá la precariedad en el empleo. En cuanto a Educación, a día de hoy, las oposiciones están recurridas ante el Tribunal Constitucional por parte del Gobierno central y se prevé que hasta septiembre no se sepa nada. En cuanto a las oposiciones de Justicia,
permanecerán bloqueadas en 2012 y 2013; mientras, los opositores, en muchos casos desorientados, «se gastan el dinero en dar clases sin saber muy bien si saldrán sus oposiciones o no», señala Iglesias.
En el caso de la Administración General no habrá ofertas de empleo hasta al menos el año 2015. «Los opositores que han terminado sus estudios están ahora mismo con las expectativas anuladas de poder encontrar un empleo en la Administración, lo que indudablemente afectará a la economía de estas familias», asegura Iglesias. Asimismo, al no convocar estas oposiciones (OEP) supondrá que los 6.000 interinos y laborales temporales de la Junta se encuentren «abocados al despido», al no poder consolidar sus puestos de trabajo.
3. ¿Cómo afectará a la Consejería de Salud?
Los profesionales sanitarios sufrirán una sobrecarga de trabajo importante proveniente,fundamentalmente, de la reducción del 10 por ciento de la jornada a los eventuales que suponen, como recordará de líneas anteriores, casi el 50 por ciento de la plantilla. No se producirán contrataciones para la cobertura de las vacaciones y bajas laborales, lo que dará como resultado una disminución de la calidad asistencial que se presta al ciudadano motivada, precisamente, por ese aumento de las cargas de trabajo y, según Francisco Iglesias, «por la gran desmotivación que se detecta en los trabajadores como consecuencia de la aplicación de los recortes».
4. ¿Cómo afectará a Educación?
El plan de recortes de la Junta llevará a la no contratación de 5.000 interinos y a que no se cubran las bajas de menos de diez días lectivos. «Esto deteriorará la calidad de laenseñanza que se dé a los alumnos, de forma irremediable, por mucho interés y dedicación que ponga el profesorado»,
declara Iglesias.
5. ¿Cómo notará el ciudadano de a pie los recortes de la Junta?
Además de los factores que afectan al trabajo de los profesionales, se espera que desaparezcan los horarios de tarde en los centros de salud y que se elimine la actividad programada de tardes en
los hospitales. Igualmente la falta de personal de la Administración General se notará en los centros educativos, de modo que faltará personal en las secretarías, para el transporte escolar, comedor, para
la vigilancia de los centros, para atender a alumnos con necesidades de educación especial,
educadores de guarderías, limpieza, cocina... Aunque estas cuestiones también son extrapolables a los servicios vinculados al SAS y Justicia: atención de material sanitario, mantenimiento de los Juzgados, etc. Las políticas de empleo y las Oficinas de Empleo también se verán afectadas puesto que contarán cada vez con menos personal para atender a una creciente ciudadanía en paro.
Asimismo, se verán perjudicados los servicios sociales de carácter esencial: ayudas a la dependencia, que se ralentizarán; los centros asistenciales de mayores y menores, «que están bajo mínimos de personal». «Ya nos han trasladado su preopación por no poder atender tres turnos -mañana, tarde y noche- a los ancianos y menores durante las vacaciones de verano, debido a la imposibilidad de contratar personal sustituto», añade Iglesias.
6. Calendario de movilizaciones de sindicatos
«CSIF, como representante sindical de los empleados públicos andaluces, ha sido el primero en tomar la iniciativa de las movilizaciones contra el plan de recortes de la Junta», afirma Francisco Iglesias quien informa que todos los lunes, desde la aprobación del plan, se concentran y paran una hora. Asimismo, caravanas de coches recorren las capitales de provincia de Andalucía, se llevan a cabo pitadas a determinados cargos, recogidas de firmas, etc.
7. ¿Cuáles son las alternativas que plantean los sindicatos a los recortes?
En primer lugar, Francisco Iglesias deja claro que los funcionarios «no son culpables» de haber generado el déficit que ahora la Junta y el Gobierno central pretende reducir, «en todo caso –asegurahabría que mirar donde se ha dilapidado el dinero de los andaluces: en los ERE fraudulentos, duplicidades administrativas, altos cargos, publicidad institucional, empresas públicas ruinosas...».
CSIF está dispuesto a negociar los casi 800 millones que la Junta reducirá del salario de los empleados públicos, para ello han propuesto: la reducción, por una parte, del 30 por ciento de los salarios de los altos cargos de la Administración y directivos de empresas públicas, «al igual que ha hecho el gobierno de Francia». Y, por otra, la reducción 50 por ciento del número de altos cargos y directivos de empresas públicas. Además, CSIF pide la supresión temporal de todas las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales; la disminución de coches oficiales y propaganda institucional, y actuar sobre los ingresos luchando contra el fraude. «Hemos iniciado una campaña de recogida de firmas para exigir al Parlamento andaluz que se lleven a cabo estas medidas», Iglesias sostiene que cuentan ya con más de setenta mil firmas.
8. ¿Hay posibilidad de algún tipo de acuerdo entre la Junta y sindicatos?
«Desde el anuncio de los recortes, se celebraron tres mesas de negociación entre la Consejería de Empleo y los sindicatos. La consejera, Carmen Martínez Aguayo, que sólo asistió a la última, planteó unos ligeros cambios que sentimos como una tomadura de pelo, por lo que nos levantamos de la mesa», asegura Iglesias. Con el tiempo de la negociación finalizado, el visto bueno del Consejo de Política Fiscal y Financiera y la publicación del Decreto-Ley, es «prácticamente imposible llegar a acuerdos que modifiquen las cantidades comprometidas, aunque como es lógico, se intentará modificar todo lo que se pueda, pero esta vez con los grupos políticos», afirma Iglesias.
9. ¿Los recortes serán definitivos o, pasada la crisis, se volverá a la situación
anterior?
El Decreto recoge el «carácter temporal» de las medidas. Pero, a juicio de Francisco Iglesias, los empleados públicos temen que la mayoría de los derechos perdidos «costará una fuerte lucha sindical volver a recuperarlos». Para evitar tal situación, CSIF pidió fijar una fecha para volver a la situación actual. «Martínez Aguayo se ha limitado a mencionar que si en diciembre de 2013 la situación económica y el déficit mejora y las circunstancias lo permiten, se puede negociar la recuperación de los derechos perdidos», añade Iglesias quien cuenta que las plabras de la consejera son «pura demagogia».
10. ¿Qué se espera de la oposición en el Parlamento andaluz?
«Dada la correlación de fuerzas en el Parlamento, creemos que tenemos que hacer un gran trabajo para intentar convencer a los grupos parlamentarios de que los servicios públicos y los empleados públicos no son los culpables del déficit de Andalucía y que si no se corrigen otras cosas no se solucionarán los problemas. El PP, como nos ha manifestado su presidente, se opondrá a los recortes; PSOE, aunque digan que incluso ellos mismo están en contra de los recortes, los apoyarán; sólo queda IU, que si son consecuentes con su ideología, tampoco apoyarán los recortes, así se lo hemos trasladado a su coordinador general, Diego Valderas», concluye Iglesias.

miércoles, 27 de junio de 2012

Jefes médicos del Reina Sofía no prevén dimitir contra los recortes

 Doctores de la junta facultativa sí renuncian a formar parte de este órgano
La mayoría de los más de 30 directores de Unidades de Gestión Clínica (UGC) y jefes de servicio del hospital Reina Sofía acordó ayer en una reunión, a la que asistieron únicamente estos cargos facultativos, no dimitir de sus puestos, como se lo ha venido demandando la mayoría de los médicos del centro, más de 500 galenos. Estos jefes indicaron que "ellos no son culpables de los recortes, ni hemos hecho las cosas mal", por lo que no ven positivo dejar sus puestos. "Aunque si renunciáramos llamaríamos la atención, no sería práctico, ya que descabezaríamos unidades y servicios", indicaron los jefes facultativos, que añadieron que creen que desde sus distintas responsabilidades pueden hacer más presión sobre la Administración andaluza para que reduzca el impacto de los ajustes.
Estos cargos médicos del Reina Sofía mostraron su contrariedad ante el hecho de que la Junta haya decidido recortar tanto salario y jornada a los profesionales sanitarios, en comparación con otros sectores públicos, y también su molestia ante la falta de interlocución con la Consejería de Salud, "que no nos ha llamado para ver qué medidas se podían haber adoptado antes que aprobar estos recortes que tanto perjuicio van a causar a la calidad asistencial y a las listas de espera". Por otro lado, estos jefes médicos tienen previsto trasladar al director-gerente del Reina Sofía un escrito exponiéndoles el "mal clima laboral" que se ha originado ante la aprobación de estos nuevos recortes y "la imposibilidad de dirigir en condiciones las UGC y los servicios" con este panorama.
ACUERDOS Por otro lado, ayer siguieron formalizándose dimisiones por parte de médicos que integran la junta facultativa, después de que en una asamblea a la que asistieron el lunes unos 400 médicos del Reina Sofía se acordara por amplia mayoría que los galenos que forman parte de este órgano consultor presentaran su renuncia. Representantes de estos facultativos aseguraron que la previsión es que ayer un 90% de los galenos del Reina Sofía de la junta facultativa hubiera dimitido de su puesto en esta estructura.

domingo, 24 de junio de 2012

El PP propone medidas de ahorro para no bajar el sueldo a los funcionarios

Los 'populares' proponen, entre otras medidas, rebajar los altos cargos
También reducir pluses salariales y recortar las subvenciones a partidos
Según el PP, el recorte en las nóminas 'es responsabilidad de la Junta'

El PP ha presentado en el Parlamento andaluz una moción para rebajar a la mitad los altos cargos de la Junta, reducir sus pluses salariales y recortar las subvenciones a partidos y sindicatos para no tener que acometer la rebaja de 770 millones de euros en el sueldo de los funcionarios públicos.
El portavoz de Función Pública del PP-A en el Parlamento autonómico, Rafael Ruiz Canto, ha dicho este domingo en rueda de prensa que con esta propuesta "se recortaría mucho el gasto innecesario" y posiblemente no haría falta llevar a cabo el recorte salarial de los funcionarios que prevé el gobierno de coalición PSOE-IU.
A su juicio, "es injusto y arbitrario rebajar los sueldos y las ayudas sociales" a los funcionarios, pues con el recorte previsto 260.000 familias andaluzas verán "mermados notoriamente sus ingresos", en una política que "siempre recae en las mismas personas, los más débiles dentro del marco de los empleados públicos".
"El Gobierno progresista de Andalucía solo ha progresado en una nueva artimaña para mantener el despilfarro en la Administración pública", ha afirmado el portavoz del PP.
La moción de su partido, que será debatida la próxima semana en el Parlamento andaluz, propone no acometer una nueva rebaja de las retribuciones de los funcionarios y, a cambio, reducir el número de coches oficiales de altos cargos y protocolo, acortar las subvenciones a partidos, sindicatos y asociaciones empresariales, dejar de pagar las ayudas de vivienda a los delegados provinciales de la Junta, eliminar los contratos blindados y un plan de remodelación de sedes y de reducción del gasto corriente.
Además, propone que las contrataciones externas se circunscriban a los casos realmente necesarios, limitar las encomiendas de gestión, rebajar el sueldo de los altos cargos, reducir los puestos de libre designación, profesionalizar el personal directivo y "promover mecanismos legales y políticos para exigir las responsabilidades debidas a los responsables públicos que hayan incurrido en una gestión negligente".
Acometer una reducción del 50 por ciento en los altos cargos, una "efectiva supresión" de los gerentes provinciales de organismos autónomos y que la selección de personal directivo "responda a los criterios de competencia, profesionalidad y experiencia" son otros aspectos de la iniciativa.
Según Ruiz Canto, el Gobierno del PP a nivel nacional "no ha recomendado, inducido ni comparte" la decisión de la Junta de llevar a cabo el recorte de gasto público mediante el suelo de los funcionarios, sino que la decisión "es responsabilidad exclusiva de la Junta de Andalucía"

viernes, 22 de junio de 2012

Le piden dos años de cárcel a una mujer por agredir a una enfermera

El ministerio fiscal ha solicitado dos años de prisión para una mujer por agredir a una enfermera y a un vigilante de seguridad en el Hospital General. El fiscal considera los hechos un delito de atentado y otro de lesiones.
Según el escrito del ministerio público, sobre las 16.10 horas del 20 de noviembre del 2009, se originó una discusión en el centro hospitalario durante la que la acusada comenzó a dar voces y a agredir a una enfermera, así como al vigilante de seguridad que acudió en su auxilio. Como consecuencia de la agresión, la enfermera sufrió varias heridas y precisó tratamiento médico, tardando en curar 362 días y quedando con secuelas en la cara y la cabeza por agravación de artrosis y trastornos neuróticos. El vigilante de seguridad también resultó con heridas, aunque leves.

domingo, 17 de junio de 2012

El problema para pagar la nómina de julio se extiende a todo el SAS‏




El problema para pagar la nómina de julio se extiende a todo el SAS.

La consejera de Salud anunció a los sindicatos que eso ocurrirá si no se publica con urgencia en el BOJA el plan de recortes de la Junta.



Pero si tienen dinero para pagar las Agencias, admon. dedocratica, clientelar, irregular y sobredimensionada, así como empresas, entes instrumentales y chiringuitos y demas.....,....facil muy facil, Sra Consejera de Salud, minoren los 777 millones de nóinas del Capituo I del presupuesto de personal reduciendolos de los 3.000 de transferencias y subvenciones destinadaas a sus chiringuitos y demás......



Gracias EXPA por el envio y comentario.

Nos han llevado a la ruina...y Griñán decía que "Andalucía iba bien". El SAS no tiene dinero para pagar las nóminas de julio de su personal.
¿Quién ha dilapidado el dinero para que se llegue a esto????


El problema para pagar la nómina de julio se extiende a todo el SAS

La consejera de Salud anunció a los sindicatos que eso ocurrirá si no se publica con urgencia en el BOJA el plan de recortes de la Junta

 
 
La consejera de Salud, María Jesús Montero, anunció el pasado 21 de mayo a los sindicatos con representación en el sector sanitario que si no se publicaba con urgencia en el BOJA el plan de la Junta de Andalucía para recortar 2.600 millones peligraban las transferencias del Gobierno central y, por tanto, el pago de las nóminas de julio de los más de 90.000 trabajadores del Servicio Andaluz de Salud (SAS). Las declaraciones de Montero coinciden con el mensaje que esta semana transmitió el director del Hospital Virgen del Rocío, Francisco Torrubia, a los tutores de médicos residentes, a los que dijo que las cosas estaban tan mal que no había dinero para pagar las nóminas de julio.
Francisco Muñoz, secretario general del sindicato de enfermería Satse en Andalucía, y Javier Martínez, presidente autonómico del sector sanidad de CSIFf, coinciden en que la consejera María Jesús Montero ya advirtió el pasado 21 de junio en la Mesa Sectorial de la Sanidad que podría haber problemas con el pago de las nóminas de julio, aunque sus palabras no trascendieron. «La consejera de Salud nos explicó que la Junta tenía que cumplir el acuerdo alcanzado en la Comisión de Política Fiscal y Financiera, por lo que debía aprobar recortes por más de 2.600 millones, de los que 777 millones corresponden al capítulo de personal y, más concretamente, 263 al sector sanitario». Como se recordará, la Junta propuso recortar un 8% el sueldo de los funcionarios y la de los interinos un 15%, lo mismo que su jornada de trabajo.
«Montero advirtió que si no publicaba pronto el decreto con los recortes era posible que se retrasaran las transferencias del Gobierno central y hubiera problemas para pagar las nóminas de julio», declaró a ABC Muñoz, que cifra en unos 96.000 los trabajadores de la sanidad pública.
«La consejera dijo lo mismo que Torrubia, por lo que el problema de las nóminas no es sólo del Virgen del Rocío, sino de todos los centros del SAS», añadió el representante de Csif, quien subraya que los hospitales cuentan con un presupuesto propio, «pero quien da la orden de pago y abona las nóminas es el SAS y la Consejería de Hacienda de la Junta».
Para CSIF, «la consejera de Salud juega a crear miedo para desmovilizar a los trabajadores y que los sindicatos aceptemos los recortes». Francisco Muñoz cree que antes de recortar el sueldo al personal sanitario habría que eliminar algunas empresas públicas y organismos.
Por su parte, Javier Martínez, presidente del sector de sanidad de CSIF, dijo que «como en la Junta son tan embusteros, no sé si creerme el anuncio de la consejera de que habrá problemas con las nóminas de julio si no se aprueban ya los recortes. Si es verdad, no deja de resultar lamentable que se haya llegado a esta situación cuando se ha despilfarrado tanto dinero y se sigue haciendo».
Ayer, el presidente del PP-A, Javier Arenas, manifestó que existe una gran preocupación por la situación económica de los hospitales, y que el problema que afecta al Virgen del Rocío de Sevilla se extiende también a otros centros. E indicó que la política de la Junta con respecto al gasto sanitario ha sido «profundamente irresponsable». Arenas encabezó una delegación del PP en la reunión mantenida con el Sindicato Médico Andaluz, al frente del cual estuvo su presidente, Gerardo Ferrerras, quien por otra parte lamentó que sean los profesionales de la samidad, después del esfuerzo que han hecho para llevar el sector a los más altos niveles de calidad, los que tengan que «pagar el pato de la crisis». Según Ferreras, la gente que trabaja en sanidad ahora mismo tiene un «nivel de enfado muy difícil de controlar». En su intervención, Arenas abogódo por un gran acuerdo similar al del Pacto de Toledo para preservar la calidad del sistema sanitario.
La Consejería de Salud, en un comunicado, consideró ayer «insultante» que Arenas se escandalice por las consecuencias de las medidas adoptadas por el Gobierno central, pero no aludió al problema de los hospilares para pagar las nóminas.

viernes, 15 de junio de 2012

500 médicos del Reina Sofía se rebelan contra los recortes

El 80% de la plantilla médica del hospital Reina Sofía, unos 500 facultativos, han remitido al director gerente del centro, José Manuel Aranda, un duro escrito de rechazo a los recortes salariales previstos por la Junta y de "preocupación" por el impacto que esta medida tenga en la calidad asistencial, en el aumento de las listas de espera y en los profesionales. Paralelamente, los jefes de Unidades de Gestión Clínica han remitido otro escrito a la gerencia del hospital, en el que igualmente muestran "su compromiso ético y profesional con los pacientes y entienden la gravedad de la crisis económica", pero estiman que "la salud es el último derecho" en el que se debería recortar. Con estos respectivos comunicados, los médicos del Reina Sofía se suman a similar postura de rechazo al plan de ajuste de la Junta que han manifestado los doctores de los hospitales Virgen Macarena de Sevilla y el de Jerez.
El escrito firmado por unos 500 médicos del Reina Sofía expone que entre la congelación salarial vigente desde el 2009 y otras pérdidas de sueldo y complementos, la bajada de las retribuciones de los galenos oscila entre el 20% y el 30%, a lo que se añadiría la prevista ahora por la Junta. Los facultativos del hospital denuncian a su vez que en el caso de interinos y eventuales, que representan una alta proporción de la plantilla médica del Reina Sofía, "la situación es aún peor", al pretender la Junta aplicarles una reducción de horario y sueldo del 15%, discriminación que los jefes de UGC creen que causará "un deterioro del clima laboral". Además, los médicos rechazan la decisión del SAS de no pagar la productividad correspondiente al 2011, "a pesar de la eficiencia alcanzada por la mayoría de unidades asistenciales". Ante este panorama, estos 500 facultativos anuncian que "dan por revocados los pactos de gestión firmados entre las unidades y la dirección del hospital para el 2012, pues en este contexto consideramos imposible lograr la motivación para que los profesionales cumplan aquellos objetivos que vayan más allá de la asistencia sanitaria". Por otro lado, los médicos sugieren al SAS que los recortes se efectúen en las agencias sanitarias, coches oficiales, móviles y asesores.



viernes, 8 de junio de 2012

SALUD SACO A CONCURSO ESTAS OBRAS EN EL 2010.La gran reforma del Reina Sofía sigue sin tener fecha de inicio

Consulta de las Urgencias pediátricas, sin ventilación ni luz natural, según una foto de Satse.

La Junta avanza que la planificación está pendiente del plan de reajuste. Satse denuncia el estado "precario" e "insalubre" del Materno Infantil


Las obras de ampliación del hospital Reina Sofía siguen sin tener fecha de inicio y "están pendientes de ver cómo queda el plan de reajuste presupuestario" de la Junta y "de planificar las reanualizaciones" de esta infraestructura, según confirmó ayer la Consejería de Salud. La Junta sacó a concurso en septiembre del 2010 esta actuación, por valor de 81,1 millones de euros, pero 20 meses después aún no la ha adjudicado, alegando siempre la dificultad para elegir a la empresa candidata teniendo en cuenta la magnitud de la iniciativa.
Y mientras sigue sin comenzar la gran remodelación del Reina Sofía, cuyo plazo de ejecución se había fijado en 6 años y que iba a permitir ampliar el centro en 50.000 metros cuadrados, uno de los edificios que más está notando el retraso de estas obras es el Materno Infantil. El inmueble data de 1975, pero a pesar de ello sus profesionales realizan en el mismo operaciones de cirugía cardiovascular y trasplantes pioneros, por destacar algunos de sus logros. Precisamente, el sindicato de enfermería Satse criticó ayer el "estado precario e insalubre del Materno Infantil, impresentable para un hospital de referencia regional" y demandó a la dirección gerencia que "saque del olvido la reforma que este centro necesita".
Frente a esas palabras, la gerencia defiende que el Infantil es el área del complejo hospitalario en el que más inversiones se han realizado en los últimos años. El Reina Sofía resaltó que ha actuado en el área de Observación de Urgencias Pediátricas y renovado el área de Neonatología. Además, el centro añadió que ha ampliado la sala de extracciones infantiles, la UTA y la consulta de hematooncología.
En un detallado informe Satse critica el " ruido que se genera y perciben los pacientes en la segunda planta de Pediatría, debido al aire acondicionado del Hospital General, y el estado de la sala de espera de Cirugía Infantil o el de la sala de información quirúrgica para familiares de algún niño intervenido, que se reduce a un espacio de metro y medio de ancho por dos de largo". Por otro lado, Satse añade que "la falta de luz natural para los niños ingresados en el hospital de día se debe a que las ventanas están tapiadas y en su lugar hay una fotografía con una luz escondida detrás".
Por otro parte, este mismo sindicato rechaza que "la ventana de la pequeña consulta de Endocrino dé directamente a instalaciones con tuberías. Además, este espacio tiene una camilla y un lavabo juntos, lo que impide al paciente extenderse en su totalidad". En lo que se refiere a las Urgencias y Observación del Infantil, Satse indica que existen "seis consultas y seis camas respectivamente en cada una de estas áreas sin ventilación alguna ni luz natural".

lunes, 4 de junio de 2012

El CSIF reúne en 15 días 50.000 firmas a favor de reducir un 50% los altos cargos

El sindicato advierte que 'hemos dado muchas alternativas para los recortes'
'No vamos a aceptar ni despidos ni recortes a los funcionarios'

ELMUNDO.es

El sindicato CSIF Andalucía ha reunido ya más de 50.000 firmas a favor de la reducción en un 30% del salario de políticos, altos cargos y directivos de los entes instrumentales y por la supresión del 50% de altos cargos de la Administración andaluza y de las empresas públicas.
A la vista de esas cifras, la agrupación ha considerado esta campaña "un éxito total", pues ha superado sus previsiones, dejando patente "el malestar y la indignación de los empleados públicos y del resto de la ciudadanía contra los últimos recortes aprobados por la Junta".
En una nota, el sindicato ha destacado que esta campaña, aprobada por el Consejo Autonómico de CSIF-A el pasado 22 de mayo, se puso en marcha tras conocerse la aprobación por parte de la Junta de Andalucía del plan de ajuste económico-financiero como una de las alternativas que presentó esta central en una de las convocatorias de la Mesa General de la Función Pública, es decir, hace apenas dos semanas.
CSIF-A puso en marcha una campaña de acciones el mismo día 15 de mayo, nada más conocer la decisión del Consejo de Gobierno, para que se eliminara la reducción en los salarios y en los derechos de los empleados públicos, ofreciendo además una serie de alternativas en las que se podían reducir gastos de la Administración, como la eliminación de las subvenciones a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales o la reducción de los sueldos de los políticos y altos cargos en un 30%, así como la supresión del 50% de estos altos cargos.
Dada la "importancia y la gravedad" de la situación, CSIF-A inició esta campaña de firmas, siendo su presidente autonómico, José Luis Heredia, el primero en firmar dicha campaña. "Es bastante significativo que, en tan poco tiempo, los empleados públicos y el conjunto de la ciudadanía andaluza se hayan volcado con esta reivindicación. El malestar es notorio y la indignación cada vez va más en aumento, sobre todo al ver cómo la Junta sigue subvencionando a algunos sindicatos y a algunas organizaciones empresariales mientras hace recaer todo el peso del plan de ajuste en los empleados públicos", ha destacado éste.
El CSIF-A, ha advertido, no parará "hasta que la Junta retire el plan y hasta que todos los empleados públicos vean repuestos sus derechos, pues hemos dado muchas alternativas y estamos dispuestos, como siempre al diálogo, pero no vamos a aceptar ni despidos ni recortes en los sueldos de los funcionarios andaluces".

sábado, 2 de junio de 2012

La Junta paga la productividad a sus altos cargos mientras retiene la del SAS

Avisa de que abonará el plus de 2011 a partir de julio,en seis plazos

La Junta de Andalucía está pagando pluses de productividad a sus altos cargos y asesores, que en algún caso se elevan a 3.435 euros por tan sólo cuatro meses de trabajo frente a los 250 euros de media que puede cobrar un funcionario por este complemento, mientras ha retenido este mismo plus a los alrededor de 100.000 empleados del Servicio Andaluz de Salud (SAS).
El SAS acaba de comunicar a los sindicatos que la paga de productividad correspondiente al año 2011, que debía abonarse en la nómina de mayo, no se va a pagar.
Fuentes del Sindicato Médico y de CCOO explicaron a EL MUNDO de Andalucía que el SAS ha anunciado que prevé pagar este complemento en "cómodos plazos" y a partir del mes de julio y hasta diciembre.
La situación contrasta con la de los altos cargos de las consejerías, que acaban de recibir la productividad correspondiente a los cuatro primeros meses del año 2012, como viene informando este diario, mientras que los del SAS tendrán que esperar a diciembre para recibir la productividad del año anterior.
Por otra parte, el nuevo portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, criticó ayer que el presidente de la Junta, el socialista José Antonio Griñán, "guarde silencio" sobre el mantenimiento de los pluses de productividad hasta cinco veces superior a los funcionarios para los altos cargos mientras aplica un recortazo en las nóminas de los empleados autonómicos y a la par que anuncia una "reducción brutal" de interinos en la educación pública.
Rojas se mostró muy crítico con la negativa del bipartito de PSOE e IU a eliminar éste y otros privilegios políticos -como las cesantías o la 'vivienda gratis' para los altos cargos que se mudan de residencia- cuando el Gobierno andaluz está cargando el ajuste "hijo de la mala gestión económica de Griñán" de 2.700 millones en las clases medias, por la vía fiscal y salarial. "Son momentos de reformas y ajustes, pero los recortes que se anuncian en Andalucía son fruto de una política errática", añadió.

Los 'agraciados' en Economía

El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, firmó el 2 de mayo (trece días antes de que la Junta aprobara el plan de recortes salariales) la asignación de la productividad entre 31 altos cargos y asesores.
Antonio Eugenio Fernández. Jefe de gabinete del consejero Ávila. Es personal eventual de gabinete. Es el que más productividad se embolsa de todos, con 3.435 euros brutos al cuatrimestre.
Con 1.374 euros al cuatrimestre figuran los siguientes altos cargos: Ana María Barbeito, alto cargo de los servicios centrales; María Sol Calzado; Patricia Eguilior; María Asunción Peña; Eva Piñar; Ana Mª Robina; Mª Victoria Román; Eva Mª Vázquez; Ignacio Pozuelo; Juan Luis Millán; Ana Isabel Moreno; Isabel Muñoz, ex diputada del PSOE ahora alto cargo.
Juana Amalia Rodríguez, presidenta de la agrupación del PSOE de Triana en Sevilla y esposa del consejero de Justicia, Emilio de Llera, cobra 533 euros.
Los ocho delegados provinciales reciben 961 euros cada uno y los nueve asesores del consejero cobran a razón de 961 euros al cuatrimestre salvo uno que percibe 738 euros. Es personal eventual de gabinete.

  • Cinco veces más productividad para los altos cargos
  • Pluses para altos cargos y recortes para funcionarios